reconstruccion accidentes de trafico

¿Cuales son los sistemas de retención infantil más seguros?

La seguridad de nuestros hijos es una de las prioridades de todos los padres, madres y cuidadores. La reconstrucción de accidentes de tráfico ha determinado que un correcto sistema de retención infantil es fundamental para la seguridad vial de los más pequeños. Existen cientos de opciones de elevadores y sillas de seguridad. Sin embargo, muchos padres y madres no se percatan de lo importante que es escoger los sistemas de retención más eficientes y seguros.

Los agentes de policía ponen cada día decenas de multas a padres que usan de manera inapropiada o desactualizada. De hecho, un estudio del departamento de transporte de los Estados Unidos, alertaba hace casi 20 años del riesgo de sillas inadecuadas para la seguridad. Cada año se retiran de las tiendas miles de sillas frágiles, con fallos de retención, de materiales débiles o con sistemas de correas inseguros. Pero no solo los fabricantes cometen fallos en lo relacionado a la seguridad infantil. Padres y madres cometen fallos a diario en la colocación y uso de los sistemas de retención de manera intencional o por ignorancia.

Sillas usadas para pesos y tallas diferentes, sistemas improvisados, manipulados o sin sujeción al vehículo. Dos niños en una sola silla, sillas de bebés en asientos delanteros y tantos casos como nuestra imaginación sea capaz de construir, pero lamentablemente ciertos. A pesar de todos estos casos de mal uso de sistemas de retención infantil, España es uno de los países con mayor conciencia en el uso de SRI.

La DGT ha elaborado una guía de uso de los mejores sistemas de retención para niños a modo de guía para los padres, madres y cuidadores.


Los mejores sistemas de retención infantil según la DGT

En conjunto a los mejores expertos en reconstrucción de accidentes de tráfico, la DGT ha elaborado una guía de los mejores sistemas de retención infantil. En esta guía de seguridad vial infantil, la administración ha plasmado los principales riesgos a los que están sometidos los pequeños en un accidente de tráfico. La prevención a través de los sistemas de retención y las características en las que debemos fijarnos forman parte de esta fabulosa guía.

De acuerdo con la DGT, debemos fijarnos en estos 4 puntos antes de comprar un SRI:


1. Elegir sillas homologadas

Tendemos a elegir la silla que más combine con la tapicería, que tenga los diseños más bonitos o que pueda resultar más agradable para el bebé. Sin embargo, todos estos elementos pasan a ser superfluos cuando la seguridad no está garantizada. La UE y el gobierno español hacen grandes esfuerzos en revisar la calidad de los SRI, así como de todos sus componentes de seguridad.


2. Elegir de acuerdo a la talla y peso

Debemos elegir las sillas de acuerdo al peso y estatura del pequeño más que por la edad o sexo.  Las sillas tienen un rango de peso y talla indicado por el fabricante, debemos estar atentos a estas indicaciones y cambiarlas de acuerdo a estos parámetros.


3. Usar silla a contramarcha

Hasta los 4-5 años, los pequeños tienen una menor capacidad de controlar la fuerza que produce la inercia del vehículo, incluso a bajas velocidades. La silla a contramarcha y en el asiento trasero ha demostrado que son la mejor prevención contra latigazos y lesiones medulares por colisiones o frenadas bruscas.


4. Usar el sistema Isofix

El sistema de tres puntos de sujeción y anclaje ha probado ser el más seguro de la actualidad. Compuesto por dos puntos de sujeción frontales y un punto de anclaje superior que se combinan para dar el máximo de estabilidad en colisiones y vuelcos.