Qué hacer ante un accidente en una rotonda

Qué hacer ante un accidente en una rotonda

Una de las vías donde más accidentes existen y donde también existen mayores problemas a la hora de dictaminar quien es el responsable, es en las rotondas. Unas veces por despistes, y otras por no tener demasiado fresco la normativa de conducción en estos lugares, hace que los accidentes en las rotondas sean frecuentes.

Los accidentes más habituales en las rotondas se producen por ceder o no el paso, tanto en el acceso de la rotonda como en la salida. Por lo que estos son los dos casos que más debemos tener en cuenta, pero también los que causan más trabajo en la reconstrucción de accidentes de tráfico.


¿Quién tiene la culpa en los accidentes por un acceso a la rotonda?

En el caso de que exista un accidente porque un automóvil golpea la parte frontal con la zona trasera del otro vehículo, el responsable del accidente, y así lo dictaminará la reconstrucción de accidente de tráfico será del coche que golpea.

No se cumple la distancia de seguridad obligatoria y, por ello, esta responsabilidad será igual si el otro conductor realiza una maniobra brusca o un frenazo.

¿Quién tiene la culpa en los accidentes en el interior de una rotonda?

Sin duda, son los casos en los que tanto conductores como en la reconstrucción de un accidente de tráfico ocasiona mayor problemática; y en la mayoría de ocasiones por el desconocimiento del conductor de las normas de conducción.

Debido a que los conductores desconocen quien tiene preferencia a la hora de circular por la rotonda, los accidentes son muy numerosos y lo que provoca mayores discusiones entre los conductores.

En cualquier caso, es la persona que circula por el carril de la derecha quien tiene la preferencia de circulación, por tanto, el carril de la izquierda se debe utilizar para realizar maniobras y no para la circulación habitual. Por tanto, en el caso de que el accidente de tráfico esté ocasionado porque circulan dos vehículos a la par en distintos carriles, siempre será el de la izquierda el que será responsable del incidente.

Además, hay que saber que circular por el carril de la derecha no supone que el conductor tenga que abandonar la rotonda en la siguiente salida, aunque tan solo es posible abandonarla si se encuentra en dicho carril y siempre utilizando los intermitentes.

En cualquier caso, siempre que exista algún problema, o no se pueda completar el parte de accidente de manera total y correcta, lo mejor es ponerse en contacto con las autoridades para que se personen y sean ellos los que realicen el atestado, para la posterior reconstrucción de un accidente de tráfico.