Los códigos de color en conducción con nieve

Los códigos de color en conducción con nieve

Aunque en España la conducción con nieve no sea excesivamente habitual, en este último año se han vivido episodios de grandes nevadas en carreteras debido a la serie de temporales que han ido azotando la península. Es por eso por lo que en esta ocasión queremos ofreceros una información que muchos desconocen: Los códigos de color que utiliza la DGT en caso de nevadas.


Verde, amarillo, rojo y negro

Tal y como podemos ver en la infografía difundida por la propia DGT que añadimos en este artículo, este código de colores es similar al que se utiliza en las estaciones de esquí para diferenciar las pistas. Es decir, a través de estos códigos de color podemos entender el nivel de peligrosidad de una vía de un simple vistazo.

Los códigos de color en conducción con nieve

De este modo, podemos clasificar una vía nevada en los siguientes colores:

  • Verde: Cuando comienza a nevar pero aún no ha cuajado la nieve.
  • Amarillo: Cuando la nueve ya está cuajando y de comienzan a retirar vehículos pesados de la circulación.
  • Rojo: Cuando la vía está cubierta de nieve por completo y se hace obligatorio el uso de cadenas.
  • Negro: Cuando la vía es incompatible con la circulación y es cerrada al tráfico por completo.

Entender estos códigos de colores y actuar en consecuencia es algo fundamental a la hora de prevenir accidentes de tráfico, ya que la gran mayoría de conductores tiene poca experiencia a la hora de enfrentarse a una conducción en tan adversas condiciones.

Conviene recordar que no llevar cadenas o neumáticos de invierno y por ello quedar atrapado en una nevada implica, además de un problema de seguridad para todos los usuarios de la vía, implica una sanción de 200 euros. Algo que se puede evitar con echar regularmente un vistazo a las previsiones meteorológicas antes de iniciar un trayecto.