5 Consejos sobre la conducción en Francia y Portugal

5 Consejos sobre la conducción en Francia y Portugal

La llegada de los meses de vacaciones por antonomasia viene acompañada de un aumento importante en los desplazamientos en automóvil. Este aumento afecta a las carreteras no solo del territorio nacional sino de países vecinos como son en nuestro caso, Francia y Portugal.

Y es que circular por estos países supone un destino vacacional ideal para todos los españoles que huir de lo convencional sin separarse de sus cuatro (o dos) ruedas.


5 consejos para conducir por Francia y Portugal

Pues bien, hoy desde Iteco Ingeniero queremos proporcionar una serie de consejos a tener en cuenta en las carreteras de estos países con el fin de evitar accidentes de tráfico en estos territorios.

1. Cuidado con la documentación

Al igual que en España se suceden los controles de la Guardia Civil, en otros países los controles policiales son bastante frecuentes, y más con las medidas de seguridad que los países de la Unión Europea están adoptando dados los últimos ataques terroristas. Nada sería más torpe que no disponer de toda la documentación en regla.

Es conveniente revisar si se tiene en perfecto estado de revista:

  • Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Permiso de circulación.
  • Inspección Técnica del Vehículo (ITV).
  • Póliza de seguro y resguardo de su pago en el banco.

Además, una buena práctica es la de contar con algún seguro de asistencia en el extranjero, ya que es muy posible que el seguro contratado en España posea algunas lagunas al respecto.

2. La gasolina, mejor desde casa

Tanto en Francia como en Portugal el precio del combustible es sensiblemente mayor al que tenemos en España debido a los fuertes impuestos con los que se graba en estos países. Por tanto lo ideal es llenar el depósito antes de salir del territorio español.

Además, en el caso de Portugal, la gran mayoría de las estaciones operan entre las 7 y las 22 horas, por lo que es conveniente planificar la ruta en base a este dato si se pretende viajar en horas nocturnas.

Planificar la ruta es acertar

3. Planificar la ruta es acertar

Aunque en España existen multitud de autopistas de pago, en Francia este número es mucho más elevado, por lo que no está de más tener claro por dónde se va a circular y cuánto supondrá este trayecto en materia de peajes.

En cuanto a Portugal, aunque el número de autopistas es sensiblemente menor, el precio de las mismas es muy elevado en comparación con España y Francia. A esto, hay que sumar la existencia de peajes en los que solo se puede pagar con dispositivos electrónicos. Conviene echar un vistazo a este portal donde se puede calcular la ruta a seguir en Portugal y cuánto puede llegar a salir en este sentido.

4. Ojo con la velocidad

Aunque la diferencia con respecto a España es mínima, conviene tener muy en cuenta que la máxima velocidad permitida en el territorio galo es de 130 kilómetros por hora en las autopistas, 100 en carreteras y 50 kilómetros hora en poblado.

Esta circunstancia es muy importante de tener en cuenta especialmente al retornar a España, ya que es fácil acostumbrarse a las altas velocidades, que posteriormente son las responables de multitud de accidentes de tráfico.

Si tuviéramos que hacer frente al pago de alguna sanción, es recomendable solicitar al agente una copia o resguardo del pago de la misma.

Cuidado con los peajes

5. Y a la hora de aparcar…

En España el saber interpretar correctamente los lugares donde se puede o no estacionar el vehículo supine muchos quebraderos de cabeza. En Francia y Portugal la situación no mejora debido a que hay que sumar el hándicap del idioma.

En Francia, como ocurre en muchos pueblos de nuestra geografía, está prohibido aparcar en un determinado lado de la calle la mitad del mes. Es decir, hay que prestar especial atención especialmente en los cambios de quincena.

Por su parte en Portugal, ciudades como Lisboa dejan poco espacio para el estacionamiento callejero y cuentan con un un férreo sistema de pago inmediato de multas. Nuestro consejo en estas circunstancias es apostar siempre por el estacionamiento en parking.


Son consejos llenos de sentido común y algún dato curioso, pero que estamos seguros que pueden evitar disgustos en estos días tan esperados por todos como son las vacaciones y prevenir accidentes de tráfico.