5 consejos para poner tu vehículo a punto para el otoño

5 consejos para poner tu vehículo a punto para el otoño

Normalmente se habla mucho sobre consejos de circulación y mantenimiento de los coches en verano (por las temperaturas extremas que estamos viviendo últimamente) y en invierno (por condiciones climatológicas adversas como el agua o la nieve).

Sin embargo, estaciones de entretiempo suelen quedar relegadas a un segundo plano y hoy en ITECO Ingenieros vamos a poner en primer plano estos meses donde la conducción y la seguridad al volante siguen siendo uno de los pilares para evitar accidentes de tráfico.


Los neumáticos

Los neumáticos son el calzado de un vehículo. Deben ser revisados periódica y sistemáticamente durante todo el año, pero se debe prestar especial atención en esta época donde los primeros fenómenos meteorológicos como la lluvia tienden a aparecer.

La profundidad de los neumáticos deben ser en sus hendiduras de al menos 1,6 mm, una medida que se puede realizar fácilmente teniendo como referencia el borde de una moneda de euro.


El limpiaparabrisas

Tras el periodo estival, las escobillas del limpiaparabrisas son las grandes olvidadas de nuestro vehículo. Es más, muchas personas se dan cuenta de su deplorable estado cuando llegan las primeras lluvias, lo que supone un riesgo evidente para la conducción por la falta de visibilidad. Este es uno de los motivos que se ven a la hora de acometer la reconstrucción de un accidente de tráfico.

Conviene sustituir estas escobillas cuando hacen más ruido del habitual o cuando al funcionar dejan un rastro de suciedad. Uno de los consejos más recomendables para prolongar su vida útil es limpiarlas una vez al mes con un pequeño algodón empapado en alcohol.

La conducción en otoño.


Refrigerante

El líquido refrigerante es el responsable de mantener el motor a una temperatura saludable para el coche y suministrar el agua caliente para la calefacción. Habitualmente alcanza una temperatura de entre 90 y 95 grados.

Es recomendable con la llegada del otoño revisar los niveles de este líquido por si existiesen restos de óxido. Eso sí, cabe recordar que este depósito debe abrirse siempre con el motor en frío.


Batería

Cuando las temperaturas comienzan a descender es más habitual que las baterías comiencen a fallar, especialmente con el frío mañanero. Una batería en perfecto estado y cargada evitará pasar más de un mal trago.

La vida de una batería ronda entre los 4 y los 5 años, alcanzando más longevidad si no se conectan la calefacción, las luces o la radio antes del encendido del motor, o si no se cargan los móviles por sistema en el vehículo.

Cabe destacar que las conexiones de la batería son tan importantes como la propia batería, ya que una mala conexión puede ocasionar fugas de corriente, por lo que disminuiría la vida útil de nuestra batería.


Filtros

Junto a los limpiaparabrisas suelen ser los grandes olvidados y no por complejidad para revisarlos. Los filtros pueden hacer sufrir mucho al vehículo si no se revisan periódicamente para evitar que el polvo y otros elementos los obstruyan.

Tras la sequedad del verano, es normal que los filtros no estén en perfectas condiciones y necesiten ser revisados, especialmente el del aire acondicionado, ya que con la llegada del otoño se activará la calefacción con más asiduidad.