7 buenos propósitos de año nuevo en conducción

7 buenos propósitos de año nuevo en conducción

Comenzamos un nuevo año lleno de buenos propósitos en el ámbito personal, profesional… y también en la conducción. El pasado año nos ha dejado multitud de datos relacionados con los accidentes de tráfico que dejan a las claras que aunque año a año se mejora, hay muchos conductores que siguen flaqueando en los mismos puntos.

Estos son, a raíz de nuestra experiencia y lo que vemos en nuestro día a día, nuestros 7 propósitos para el nuevo año en materia de conducción.


1. Correr menos

El exceso de velocidad sigue siendo un motivo presente casi siempre que se realiza una reconstrucción de accidentes de tráfico. Superar 10 o 20 km/h los límites establecidos puede definir en muchos casos si una persona pierde la vida o no en un accidente. Es un dato para reflexionar viendo cómo circulan los coches por nuestras autovías.

2. Si bebes no conduzcas

Otra de las grandes causas tras los accidentes de tráfico es la ingesta de drogas. Nuestra sociedad tiene asumida la ingesta de alcohol o el consumo de drogas blandas de una manera que hace que se vea como un acto más inocente de lo que realmente es.

Nada menos que un 40% de los fallecidos en el pasado año en accidentes de tráfico se encontraban bajo los efectos de drogas o alcohol.

3. Usa el cinturón

Y es en serio. Aunque parezca una broma de mal gusto aún hoy hay muchas personas que dejan de lado una práctica tan obvia como necesaria como es ponerse el cinturón de seguridad.

A pesar de ser uno de los elementos más fundamentales de nuestros vehículos por las vidas que salva, en torno al 20% de los fallecidos en el pasado año en accidentes de tráfico no llevaba el cinturón de seguridad puesto.

4. Cuida la seguridad de los pequeños

Aunque habitualmente se piensa que los más pequeños siempre van seguros en los vehículos, la triste realidad es que hay muchos padres que no instalan correctamente, o no instalan sin más, las sillitas de los bebés o los niños pequeños.

Cabe recordar que “la molestia” de instalar y usar correctamente este tipo de sillas reduce hasta en un 95% las lesiones graves en los más pequeños.

El uso del cinturón y su importancia

5. Centrar la atención donde debe estar

La cantidad de dispositivos y extras que tenemos a nuestro alrededor cuando estamos al volante nos hace distraernos en ocasiones de que tenemos entre nuestras manos una máquina que puede acabar con la vida de otras personas.

GPS, móviles, radios, tablets, manoslibres, navegadores… Aunque su uso esté adaptado a la conducción no siempre resulta seguro configurarlos o manejarlos en marcha. La atención debe estar al 100% en la carretera y en la conducción.

5. No subestimes las condiciones climáticas

Frío en invierno, calor en verano, conducción con lluvia, sequía, deslumbramientos con el sol… Cada adversidad meteorológica conlleva unas condiciones que pueden hacer afectar a la conducción o incluso a nuestra capacidad para conducir.

Un buen propósito de año nuevo es recordar todas estas situaciones y estar seguro de tomar las medidas necesarias siempre que proceda.

La circulación con nieve

7. Luces e intermitentes

Es posible que el uso correcto de cada luz en cada momento no se refresque desde el momento en que se aprueba el carnet de conducir. Un buen propósito de año nuevo puede ser utilizar las luces del coche correctamente para favorecer la seguridad de nuestro vehículo y de los que se cruzan con él.

Ni que decir tiene que el uso de los intermitentes nunca está de más y contribuye a una buena circulación.